lunes, 2 de marzo de 2009

Piropos

La gracia es todo un arte que depende del salero del piropeador. De un tiempo hacia aca era algo que ha empezado a no oirse, no se si debido a la crisis y la entrada en esta apasionante epoca tecnologica, o quizas que no lo percibia yo. Debo reconocer que puede incomodar segun la situacion pero reconozco que es un arte que bien dicho significa un guiño de la vida..mas si te pillan desprevenido.
El otro dia comenzando a lloviznar un señor -desconocido- se me quedo mirando y con una sonrisa me dijo !! ha salido el sol!!, a lo que sonrei... Se que puede sonar banal pero te alegra esta clase de guiños el dia ¿o no?

4 comentarios:

  1. Desearia ser "un rayo de sol" y entrar por tu ventana mientras duermes y posandome en tus labios despertarte dulcemente. No te fijes en la lectura, ni tampoco en la postal, fijate en el cariño, que te quiero demostrar, creo que un piropo bien dicho es como un halago, que a todos nos gusta que nos regalen los oídos con palabras hermosas
    saludos

    ResponderEliminar
  2. "Conociendo tu sentir si yo fuera corazon sin dudar viviria en ti"
    Saludos amigo del sol

    ResponderEliminar
  3. una vez alguien me dijo con una sonrisa ´tanta dulzura empalaga´.
    Qué decir... me alegró el día :)

    Hace bien ir regalando palabras bonitas por doquier, es como regalar sonrisas.

    Y será que a este mundo le faltan los poetas osados, perder el miedo a la cursilería.

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Ahí van unos cuantos:

    Mátame si no te sirvo, pero primero pruébame…

    Tienes los ojos como el mar, pobre
    del que mire y no sepa nadar.

    Si la brisa de cada mañana fuese como tú ,
    no me importaría morirme de frío.

    Siempre me duele el estómago cuando
    me como un bombón, seguro que si te
    como a ti me muero de indigestión.

    Quiero tener hijos preciosos algún día,
    y quisiera preguntar a tus padres cómo
    lograron hacer algo tan bonito como tú.

    Juguemos al mago..
    te echo dos polvos y desaparezco!

    Adiós corazón de arroz,
    el año que viene me caso con vos.

    ¿A quién no le gustan los piropos...?

    Un fuerte beso, Purple.

    ResponderEliminar