jueves, 20 de agosto de 2009

En mi trabajo veo toda clase de seres circular, ahora con el calor reinante aprecio el comportamiento de estos "turistas" que reflejan en su comportamiento la clase de vida que deben llevar en realidad y hablo en general sin pretender ofender a nadie. Estan los clasicos que "tuneados" de turista van arratrando unos niños llorrones y consentidos, que probablemente pasen sus vidas separados por trabajo, guarderias y demas... se ven pataletas, madres al borde de un ataque de nervios que lucha por mantener la compostura mientras el marido ausente mira para el cielo...agobiado de la situacion. Niños que al no conseguir su capricho corren como locos, volviendo loca a la madre o padre. Luego estan los que van de padres modelo acompañados de un pequeño parlanchin que le imita y que supera en chispa verborreica "cuatro pueblos" y es estos los que me cautivan ...sin ir mas lejos el otro dia aparecio uno asi, que me mando guardarle un articulo..-tal cual habia hecho su papa- y a la vuelta tras explicar un monton de detalles que le habian ocurrido, mira a una estanteria y ve un articulo de "Spiderman" el niño emocionado le pedia a su papa que lo mirara !!el papa tratando de satisfacerle agarra el articulo y se lo coloca en el ojo y dice !!siiiii, que chuli!!- debio pensar que era un caleidoscopio-, como consecuencia cai en un estado de risa destornillante que me era imposible parar....hasta que por fin le pude decir que era un SACAPUNTAS !!no se que vas a ver!!. Estas situaciones te dejan "nokeado" y estoy segura que la proxima vez pondra mas atencion. No pretando con ello decir que lo hagan mal ni nada por el estilo pero me doy cuenta de este frenetico estilo de vida moderno y se que cada cual hace lo que puede y a veces las circunstancias nos superan..

1 comentario:

  1. Efectivamente es asi, el ser madre o padre conlleva un sinfin de novedades, los niños son tremendamente agobiantes, si es que no has podido ir al ritmo de ellos terminas con un sincope cardiaco, yo como abuela que he criado a tres niñas y una de ellas hiperactiva, en mis buenos años de juventud que tenia toda la fortaleza del mundo y las energias, terminaba noqueada y viendo mi cama de lejos,..... sin ver la hora de poder dormirrrr.

    Ahora con mi nieto tengo que armarme de valor e ir al ritmo del niño, y superarlo con inteligencia y sabiduria las pruebas al que el me somete, es una tarea dificil, pero bella sin duda...

    Besitos siempre
    Janeth

    ResponderEliminar